Efectos del uso permanente de mascarillas

  • por

Entre las medidas arbitradas por el gobierno de España, entre otros, para intentar evitar contagios
provenientes de una supuesta pandemia generada por unos inteligentes y ubicuos corpúsculos, que actúan
en unos lugares con preferencia sobre otros, con mayor morbilidad a unas horas que a otras y con mayor
incidencia en unas actitudes corporales que en otras o con ocasión de realizar ciertas actividades frente a
otras, encontramos la obligación legal de que la población en general utilice permanentemente mascarillas
bozales durante su actividad cotidiana, incluidos los niños, niñas y jóvenes en su desempeño escolar y de
actividad física.
La justificación de tal obligación se resuelve, por parte de los ordenamientos, con la declaración de su
intencionalidad: evitar contagios de una enfermedad cuya existencia se repite hasta la saciedad en los
medios de información hasta el extremo de haber generado en la sociedad un terror pánico que vuelve a las
personas especialmente sensibles ante el uso de las mascarillas.
En buena lógica inducida por los medios y compelida tanto por los cuerpos y fuerzas de seguridad como
por las desaprobadoras miradas de las demás, cuando no negativa a suministrar servicios básicos, la mayoría
de las personas las utilizan permanentemente en toda situación y obligan a sus hijos de corta edad a llevarlas,
más allá de las prescripciones legales, en toda situación y podríamos suponer que quizá también durante su
estancia en los hogares y en ocasión del sueño nocturno.
Conviene por ello intentar indagar, más allá de la genérica justificación legal, en los posibles efectos que el
uso continuado, habitual y compulsivo de las mascarillas puede llegar a proporcionar a las personas.
Las líneas que siguen tienen por objeto buscar tales efectos en la literatura científica y experimental. Se
trata de un documento provisional, que ha tenido que ser redactado con cierta perentoriedad entre una escasa
literatura disponible en castellano y una mayor en inglés, francés y alemán, que no ha dado tiempo a
trasladar de forma más completa en este informe.
Entendemos no obstante que es suficiente para dar idea bastante aproximada de los dichos efectos, para la
población en general y, sobre todo, para las personas en edades escolares y juveniles, en razón de sus criticas
edades de desarrollo y crecimiento.
El documento está dividido en varias partes, en cada una de las cuales se organizan analíticamente los
efectos y se extraen unas conclusiones sintéticas (codas), que son comentadas globalmente en la última
parte.