REFLEXIONES DESDE LA TRINCHERA – MARTIN SANCHEZ

  • por

HOMBRES Y MUJERES LIBRES
(Reflexiones desde la trinchera)

Somos hombres y mujeres libres, hemos venido a este planeta a realizar una función (cada uno la suya) no hemos venido para ser esclavos de nadie, en nuestras manos está, tomar uno u otro camino, el camino de la libertad conlleva una serie de riesgos y compromisos, pero otorga sabiduría conocimiento y posibilidades de evolución, mientras que el camino de la esclavitud solo aporta oscurantismo y podredumbre.

En algún momento de la historia reciente perdimos el sentido de la realidad, de la verdadera razón por la que estamos aquí, deslumbrados por los destellos de lo material, y cegados por nuestro propio ego, sin darnos cuenta hemos permitido que usurpen nuestro bien más preciado, “la libertad”

Nos han mentido sistemáticamente, nos han adoctrinado durante siglos, para que cedamos nuestra soberanía personal y para que aceptemos la dependencia absoluta del estado y las instituciones, entregando así nuestra capacidad de decisión y desarrollo a cambio de una seguridad ficticia dentro de un sistema profundamente perverso y corrupto, la reciente estafa masiva de la “plandemia” es una demostración flagrante del grado de putrefacción al que hemos llegado.

Se aproximan momentos decisivos, y creo que debemos estar preparados, ya no hay tiempo para derrotismos, victimismos o egocentrismos, no hay tiempo para la queja, el pesimismo o el escepticismo, es el momento de luchar por el futuro que queremos construir, sin miedo, con valentía y determinación, el poder está dentro de nosotros, si no lo utilizamos a nuestro favor lo estaremos cediendo.

Los que pretenden esclavizarnos se alimentan sobre todo de nuestro miedo, de nuestro pánico, de nuestro desanimo, de nuestra baja vibración, no les demos esa facilidad, aprendamos a canalizar nuestra energía, para invertir el proceso y convertirlo en un activo a nuestro favor, ese es en mi opinión, uno de nuestros más importantes retos.

Somos guerreros, nos guste o no, nos ha tocado lidiar en esta contienda, el mundo que conocimos ha expirado y ya nada volverá a ser como antes, estamos en un punto de “no retorno”, pretenden arruinar nuestras economías, extirpar nuestra soberanía, someternos, y tratarnos como a ganado, ¿lo vamos a permitir?

Somos “hombres y mujeres libres” nadie puede obligarnos a llevar un puto bozal, ni impedir que nos relacionemos entre nosotros como nos dé la gana, ni prohibirnos circular entre provincias si nos apetece, nadie puede arruinar nuestra economía con la excusa de una crisis sanitaria ficticia, e irse de rositas, nadie puede robar nuestros derechos y someternos, si nosotros no queremos, y para ello hemos de utilizar todos los medios a nuestro alcance, si los recursos jurídicos no son eficaces, habrá que recurrir a la desobediencia civil, a la rebeldía y a la insumisión, cuando las leyes atentan directamente contra nuestra integridad, los ciudadanos estamos absolutamente legitimados para quebrantarlas.

Mucho ánimo y mucha fuerza a todos, abrazos de Rock and roll!!

Martin Sánchez 5-10-2020